martes

...Y LE LLAMABAN EL HALCÓN


...Y le llamaban el Halcón (Uomo avvisato mezzo ammazzato... Parola di Spirito Santo)
1971
Italia/España
Director Giuliano Carnimeo
Guión Tito Carpi
Fotografía Miguel Fernández Mila
Música Bruno Nicolai

Reparto
Gianni Garko , Víctor Israel, Poldo Bendandi, Cris Huerta, George Rigaud, Pilar Velázquez, Paolo Gozlino, Nello Pazafini, Fortunato Arena, Aldo Barberito, Carlo Gaddi, Franco Pesce, Monica Altomonte, Salvatore Baccaro, Federico Boido

El Halcón(Gianni Garko) es un pistolero americano que siempre va vestido completamente de blanco, y que tiene como aliado a una paloma blanca. Después de ganar una mina en una partida de poker, por desgracia tiene que matar a su rival que era un mal perdedor, quedando la escritura de la mina con un agujero precisamente en donde decía la localización exacta de la misma. Por desgracia, la única persona que sabe donde está la mina exactamente esta en una prisión en Mexico por formar parte de la Revolución. Así que a el Halcón no le quedará otra que unirse a la misma.

Película que sin duda es un claro exponente de por donde empezó a ir el genero en los años 70. Por copiar las pelis de Trinidad, a el bueno de Garko le pusieron una copia exacta de Bud Spencer. Aparte, el humor infantil y casi sin gracia termina por tirar por tierra la película llevándola por derroteros de auto-parodia sin sentido.
Gianni Garko intenta mantener el tipo y la dignidad entre tanto desastre y despropósito, pero dificilmente se puede salvar algo de la peli, solo la cara de no creerse nada de lo que está viendo es lo más creíble de la cinta.
Sobre el resto del reparto, Chris Huerta intenta copiar a Bud Spencer y la cosa le queda lastimosa. Poldo Bendandi hace de villano con unas curiosas gafas de sol, mientras que nuestra Pilar Velazquez es una guapa revolucionaria.

Giuliano Carnimeo, un director que dirigió bastante a Garko en la serie de películas sobre "Sartana", seguramente que ni sabia donde se metia, y pese a que en el apartado técnico la cosa se sostiene, con semejante guión cualquier trabajo se pierde.
Por no brillar no brilla ni la banda sonora de Bruno Nicolai.

Pese a todo, creo que si resistes tantos "ataques" de humor trinidañero la película se puede ver y se hace medio entretenida, ya que algunos momentos son correctos y hasta logrado, sobre todo cuando está Garko por medio. Eso si, la escena final de un montón de hombres disfrazados de mujer en una pelea contra los soldados puede dañar...

Es de resaltar también que la censura en España, aparte de quitar metraje como casi siempre, hasta hizo cambiarse el titulo a la película y a el protagonista. Eso de que se llamara el Espiritu Santo no lo verían correcto. (TEXTO 800 SW)


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada