sábado

EL SABOR DE LA VENGANZA


El sabor de la venganza
1963
España/Italia
Director Joaquín Luis Romero Marchent
Guión Joaquin Romero Marchent, Jesus L. Navarro, Rafael Romero Marchent
Fotografía Rafael Pacheco
Música Riz Ortolani
Reparto
Richard Harrison, Claudio Undari, Gloria Milland, Miguel Palenzuela, Fernando Sancho, Gloria Osuna, Raf Baldassarre, Gaspar 'Indio' González, Luis Induni, Rufino Inglés, José Manuel Martín, Emilio Rodriguez, Alfonso Rojas, Carlos Romero Marchent, Aldo Sambrell, Francisco Sanz, José Truchado.

Película dirigida en 1963, por tanto antes del boom leoniano, por Joaquín Luís Romero Marchent que despide aromas a western clásico de serie b por todos sus poros (lo de serie b es sólo por el presupuesto) y que me ha gustado mucho.
La película tiene como eje principal la venganza, un tema que sería explotado hasta la saciedad en los spaghettis, al contarnos la historia de tres hermanos (Brad, Chris y Jeff) que de niños ven cómo unos forajidos asesinan a su padre. Alentados por su madre que les inculcará un sentimiento de odio hacia los mencionados forajidos, crecerán con la obsesión de encontrarlos y vengarse de ellos.

Creo que nos encontramos con un guión, obra entre otros de Joaquín Luís y de su hermano Rafael (que también dirigirá con gran acierto varios eurowesterns) estupendo (aunque se podía haber ahondado un poco más en la psicología de los personajes y sus conflictos, principalmente en el caso del protagonista), que cuenta con unos magníficos diálogos, sobre todo los que giran en torno a la ley, la justicia, la venganza y el odio en la primera parte del film y que estructura la historia en tres momentos de la vida de los protagonistas:
De niños, cuando se produce el asesinato de su padre ante sus ojos y serán, desde ese momento, víctimas del odio que les inculca su madre; así ésta ante la tumba reciente de su padre les dice a sus hijos: “Quizás un día cuando seáis mayores encontréis a los asesinos de vuestro padre. Sólo pido que os acordéis de lo que aquí pasó”.

De jóvenes, que sirve para conocer el carácter de cada uno de ellos, y la diferente huella que ha dejado en ellos tanto el asesinato de su padre como la actitud de su madre. De esta manera nos encontramos con un impulsivo Chris reconcomido por el odio y el deseo de venganza, que comenzará a tener problemas con la ley; con un reflexivo Jeff, partidario de hacer justicia y firme defensor de la ley y del orden; y con un Brad más ocupado de las tareas cotidianas del rancho.
De adultos, que es cuando se producirá el desenlace de la historia, en el que vemos como Chris se ha convertido en aquello que más ha odiado, un pistolero que, en una sensacional escena, está a punto de repetir lo que a él le hicieron; mientras que Jeff es ahora un marshall pero sigue obsesionado con la idea de detener a los asesinos de su padre. Ambos son seres infelices y desarraigados que, por distintas vías, buscan lo mismo. Tan sólo Brad, que está en una situación intermedia entre sus dos hermanos, parece que ha encontrado el equilibrio y la estabilidad a través de un matrimonio y del trabajo en el rancho, ambos rotos cuando su hermano Chris le busque para acabar con el asesino de su padre.

La labor de Joaquín Luís tras la cámara me parece sobresaliente como lo muestran, entre otras, la siguientes escenas: la de presentación de los hijos una vez que han crecido que es sensacional, ya que con una sola toma sabemos cual es el carácter de cada uno: el reflexivo y estudioso, el pendenciero y bravucón y el trabajador que dirige el rancho; la maravillosa y desgarradora secuencia final, con esa madre que se da cuenta de las consecuencias de haber educado a sus hijos en el odio. También es precioso como filma el paso del tiempo con la madre llevando las flores a la tumba de su marido y estupendo cómo está dirigido el duelo que protagonizan los tres hermanos.
Y a todo esto hay que añadir la magnífica fotografía de Rafael Pacheco que retrata maravillosamente los desiertos almerienses, una buena ambientación para el presupuesto con el que contaban y, sobre todo, una gran banda sonora de Riz Ortolani con un colosal tema principal que recuerda a bandas sonoras de películas del oeste clásicas y concretamente al gran Elmer Bernstein.

En cuanto a los actores, me pareció bastante flojo el protagonista Richard Harrison como Jeff, lástima porque es un personaje complejo y lleno de matices (aunque partidario de la justicia se muestra frío e implacable e incluso antepone su deseo de venganza a la apenas esbozada historia de amor con la hija del asesino de su padre) que hubiera requerido, para mi gusto, un actor más consistente, mientras que Miguel Palenzuela que encarna a Brad ,el personaje menos interesante de los tres hermanos, creo que solamente está correcto. Por el contrario están estupendos Robert Hundar (habitual en las cintas de Marchent) como Chris el hermano pendenciero, sin duda ayudado por su amenazante físico y Gloria Milland (actriz italiana también habitual en el cine de Marchent) que en el rol de la madre se mueve entre el odio mas reconcentrado a la pena más profunda porque en definitiva el sabor de la venganza es el sabor del dolor, y, por supuesto, Fernando Sancho que se sale en el papel más cómico como mexicano vivaracho que, no obstante, arrastra un trágico pasado. Junto a ellos secundarios como Luis Induni, Aldo Sambrell, José Manuel Martín en personajes negativos y Paco Sanz como un juez.

En definitiva un eurowestern muy recomendable que nos muestra a un director, Joaquín Luís Romero Marchent, con una exquisita técnica y un profundo conocimiento del western al que traslada su visión de la vida y que nos descubrió, antes de que Sergio Leone rodará “Por un puñado de dólares”, las inmensas posibilidades para este género de los paisajes desérticos de Almería. Por último comentaros que la película fue todo un éxito tanto en España como en Italia, lo que le permitió a Joaquín Luís embarcarse en su proyecto más querido y ambicioso con, por una vez, un presupuesto casi a la altura de su talento. Me estoy refiriendo a “Antes llega la muerte” para mí una joya del western mediterráneo. (TEXTO 800 SW)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada