lunes

YO SOY VUESTRO VERDUGO


Yo soy vuestro verdugo (Sono Sartana, il vostro becchino)
1969
Italia
Director: Giuliano Carnimeo
Reparto: Gianni Garko, Frank Wolff, Klaus Kinski, Gordon Mitchell, Ettore Manni, Sal Borgese, Renato Baldini, Federico Boido, José Torres, Tullio Altamura, Jean Louis, John Bartha, Bruno Boschetti, Samson Burke, Celso Faria, Giuseppe Mattei, Franco Pesce, Giovanni Petrucci, Ermelinda de Felice, Tchang Yu, Bruno Boschetti, Lorenzo Piani, Vittorio Fanfoni, Jose Balazote, Roberto Messina, Fortunato Arena
Guión: Tito Carpi, Enzo dell'Aquila
Fotografía: Giovanni Bergamini
Música: Vasco & Mancuso

Segunda entrega realizada en 1969 del mítico personaje creado por, entre otros, Gianfranco Parolini que en esta ocasión es sustituido en la dirección por Giuliano Carnimeo, bajo el seudónimo de Anthony Ascott, quien sería el encargado de llevar a la pantalla las aventuras de este antihéroe en cuatro ocasiones (tres de ellas protagonizadas por Gianni Garko y la interpretada por George Hilton.

En esta ocasión Sartana es acusado del robo “del banco más seguro del oeste” perpetrado por unos tipos vestidos como los guardianes del mismo y comandados por un individuo disfrazado de nuestro antihéroe. Como consecuencia se pondrá precio a su cabeza por lo que varios temibles cazadores de recompensas, curiosamente a los que conoce Sartana, y entre los que destacan un elegante jugador que paga sus deudas con las recompensas que obtiene por acabar con sus víctimas y un rico hacendado del sur, intentarán darle caza. Así que el protagonista no sólo tendrá que averiguar quién le suplantó en el robo sino que también deberá enfrentarse a sus perseguidores y, ya de paso, intentará obtener un beneficio económico.

Una vez más lo más destacable es el propio personaje, un dandy tanto por la ropa que viste (un traje y capa negros que contrastan con su impoluta camisa blanca y su corbata roja) como por sus modales, con un carácter en el que sobresale su ironía, que casi siempre actúa buscando el beneficio propio y está perfectamente encarnado por Garko. Por el contrario creo que están bastante desaprovechados un correcto y un tanto siniestro Klaus Kinski, que ya había participado en la primera de la saga y está más contenido que de costumbre, como Hot Dead el jugador y cazador de recompensas que, no obstante, pronuncia una de la mejores frases del film al comentar a una mujer mientras apunta con el revólver a su amante: “No se preocupe, cuando disparo no hago daño mato de golpe”, y un casi testimonial Gordon Mitchell en el papel de Deguejo que apenas aparece en dos escenas, la de su presentación como rico terrateniente y la del duelo final.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada