martes

TIERRA BRUTAL


Tierra brutal (The Savage Guns)
1961
España/EEUU
Director: Michael Carreras
Guión: Edmund Morris, Jose Gutierrez Maesso
Fotografía: Alfredo Fraile
Música: Antón García Abril

Reparto:
Alex Nicol, Richard Basehart, Paquita Rico, Don Taylor, Fernando Rey, María Granada, José Nieto, Víctor Israel, Rafael Albaicín, Manolita Barroso, Víctor Bayo, Xan das Bolas, Pilar Caballero, Francisco Camoiras, Félix Fernández, Antonio Fuentes, José Manuel Martín, Sergio Mendizábal, Manolo Peiia, Alfonso Rojas, Rafael Vaquero.

Primer western rodado en tierras españolas en 1961 que mostró las posibilidades de los paisajes almerienses para recrear el mundo del Far-west. Además fue la primera de numerosas coproducciones hispano-estadounidenses (la todopoderosa Metro Goldwyn Mayer se implicó en la distribución internacional de la película) en las que las productoras norteamericanas buscaban abaratar los costes rodando en España westerns que, generalmente, seguían miméticamente los cánones de los films serie b, eran dirigidos por realizadores curtidos en este tipo de productos (George Sherman, Roy Rowland, Sidney Pink, Paul Landres, Lesley Selander) y al frente de sus repartos solían figurar estrellas estadounidenses en decadencia (Jeffrey Hunter, Broderick Crawford) o de segunda fila (Audie Murphy, Russ Tamblyn, Rory Calhoun, Don Murray) con el objeto de facilitar su comercialización.

Steve Fallon, un temible pistolero que quiere olvidar su violento pasado, es recogido por Mike Summers, un ex oficial sudista que ha hecho del pacifismo su bandera tras su experiencia traumática durante la Guerra de Secesión, y su mujer, de origen mejicano. El problema es que la región, en la frontera con EEUU, está controlada por Ortega y su cuadrilla de pistoleros, entre los que destaca otro norteamericano llamado Danny Pose, que actúan como una auténtica mafia exigiendo a los rancheros el pago de una especie de impuesto a cambio de asegurarse su protección. El conflicto pronto alcanzará al rancho de Mike y Steve tendrá que actuar de nuevo.

La película me ha parecido bastante floja y muy lenta, sobre todo en su parte inicial, con un guión, obra de Edmund Morris, premioso, escasamente imaginativo (incluso cuenta con la tópica historia de amor muy mal desarrollada), con diálogos un tanto pretenciosos y forzados como el que mantiene la mujer de Mike con Steve al señalar la primera “Si el fuerte no quiere proteger al débil ¿A quién puede recurrir éste?”, a lo que le contesta el segundo “Si el débil siempre busca protección nunca se hará fuerte” y que se limita a repetir situaciones vistas en infinidad de westerns anteriores, como “Raíces profundas” puesto que el personaje de Steve recuerda a Shane y su intento, fallido por las circunstancias, de abandonar las armas o “Una vida por otra” en el que Howard Keel (actor de cierto parecido físico con Don Taylor) encarnaba a un ex oficial confederado que debía hacer frente con su mujer a los ataques de los bandidos mejicanos.

La dirección corrió a cargo de Michael Carreras productor y realizador ligado a la Hammer, que hizo de éste un proyecto personal ante la negativa de la mítica productora británica de financiar un western, y contó con la colaboración de otro compañero de la Hammer en labores de producción, el guionista de varios títulos emblemáticos de la citada productora Jimmy Sangster. Su labor en la dirección me ha parecido solamente correcta, destacando la escena del enfrentamiento entre Danny y Ortega cuyo inicio, curiosamente, parece más propio de un film gótico.

En cuanto a los actores cabe señalar que al frente del reparto se encuentran tres norteamericanos. En primer lugar Richard Basehart, que a pesar de haber participado en cintas de calidad como “Fixed Bayonets” de Samuel Fuller o “Moby Dick” de John Huston distaba mucho de ser una estrella, da vida a Steve Fallon, pero a pesar de sus esfuerzos creo que su físico está bastante alejado del de un temible pistolero, por lo que su elección, con independencia de su calidad como actor, me parece un error. Don Taylor, actor al que creo no había visto nunca y que dirigiría la notable “Un ejército de cinco hombres”, como el pacifista Mike Summers me ha parecido muy limitado. En cuanto Alex Nicol borda el papel de Danny Pose, el fanfarrón, brutal y ambicioso pistolero a sueldo de Ortega. Junto a ellos varios actores españoles: la folclórica Paquita Rico, que se encontraba en la cima de su popularidad, como la valiente y decidida mujer de Summers; un gran José Nieto como el “padrino” Ortega, un hombre que, como se afirma en su magnífica presentación, no hace la guerra a mujeres y niños pero sí deja viudas y huérfanos; y un correcto Fernando Rey en el rol de un antiguo hacendado al que Ortega le arrebató sus posesiones.

Por lo que respecta a los aspectos más destacables, para mí son la estupenda labor de Alfredo Fraile como director de fotografía que convierte Almeria en Sonora y la bella, variada y acertada banda sonora del maestro Antón García Abril.
En definitiva, pienso que es un eurowestern bastante flojo y aburrido, pero que tiene el indiscutible valor de haber sido el primero rodado en Almería con la transcendencia que supuso este hecho para el desarrollo de este subgénero.

JOSÉ NIETO

Actor español (Murcia 1902-Huelva 1982), cuyo verdadero nombre era José García Nieto, que desarrolló una brillante y prolífica carrera cinematográfica, habiendo intervenido en más de ciento cincuenta películas y episodios para televisión.

Tras desempeñar varios trabajos (botones en una compañía de seguros, novillero, caballista, etc) se decantará por la interpretación, comenzando a dar sus primeros pasos en el teatro en donde fue descubierto por Florián Rey, quien le proporcionó un papel en la adaptación a la pantalla grande del clásico de la novela picaresca española “El Lazarillo de Tormes” (1925).

De esta época destacan sus interpretaciones en “Gigantes y cabezudos“(1926) también de Florián Rey o “La condesa María” dirigida en 1928 por Benito Perojo. Con el comienzo de la nueva década y la llegada del cine sonoro, es contratado por la Paramount para hacer, junto a su amigo José Crespo, adaptaciones al español de éxitos rodados en inglés. El contrato con la todopoderosa compañía lo prolongaría durante unos años como actor de doblaje una vez que se perfeccionó este sistema.

Tras la guerra civil vuelve a España y se convierte durante las décadas de los cuarenta y cincuenta en uno de los grandes galanes del cine español, generalmente interpretando héroes militares, aunque no desdeñó los papeles de villano. Así se le pudo ver en películas de marcado carácter propagandístico como “Escuadrilla” (1941) que dirigida por Antonio Román le emparejó con Alfredo Mayo, otro de los grandes galanes de la época;“Raza” (1942) dirigida por Saenz de Heredia y con guión del mismísimo Francisco Franco bajo el seudónimo de Jaime de Andrade, en la que volvió a coincidir con Alfredo Mayo; la modélica película de aventuras “Los últimos de Filipinas” (1945) realizada por Antonio Román en la que compartía protagonismo con Armando Calvo; o “El tambor del Bruch” (1948) de Ignacio F. Iquino con Ana Mariscal. También participó en películas religiosas entre las que cabe señalar “La señora de Fátima” (1951) de Rafael Gil y, sobre todo, “Marcelino pan y vino” (1954) un gran éxito debido a Ladislao Vajda; además de aparecer en dramas de la calidad de “Alba de sangre” (1948) de Rafael Gil, que le emparejó con la gran diva mejicana María Félix, el estupendo filme desmitificador de la figura del bandolero “Carne de horca (1953) de Ladislao Vajda con Rossano Brazzi y Emma Penella, o la adaptación de la novela de Blasco Ibáñez realizada por Juan de Orduña “Cañas y barro” (1954).

A mediados de los cincuenta y durante la siguiente década, gracias a su perfecto inglés y a sus habilidades como jinete, se convertirá en una presencia habitual de las producciones rodadas por los estadounidenses en España, lo que le permitió trabajar con grandes directores internacionales y con gran parte de las más importantes estrellas de la época. En estas superproducciones tendría pequeños papeles pero muy bien retribuidos pudiéndosele ver en filmes tan conocidos como son ”La princesa de Éboli” (Terence Young, 1955) con Olivia de Havilland y Gilbert Roland, “Alejandro el Magno” (Robert Rossen, 1956) con Richard Burton y Frederich March, “Orgullo y pasión” (Stanley Kramer, 1957) que, ambientada en la Guerra de la Independencia, estuvo protagonizada por Cary Grant, Sofía Loren y Frank Sinatra, “Salomón y la reina de Saba” (King Vidor, 1959) interpretada por Gina Lollobrigida y Yul Brynner, sustituto a última hora de Tyrone Power que había muerto de un ataque al corazón, la adaptación de la vida de Jesús, realizada por Nicholas Ray en 1961, “Rey de reyes”, director con el que repetiría en la magnífica “55 días en Pekín” (1963) con Charlton Heston, David Niven y Ava Gardner, la epopeya romántica “Doctor Zhivago” (David Lean, 1965) o la excelente película de Orson Welles “Campanadas a medianoche” (1965).

Durante la década de los sesenta también se le vio en las típicas coproducciones europeas originadas por el auge del cine de género, entre las que se encuentran los euro western; así tras participar en “Tierra brutal” (1961), el primer western rodado en España, su nombre formaría parte de los títulos de crédito de otros once westerns hechos en Europa.

Con la siguiente década y al haber cambiado los gustos del público comienza su decadencia y, aunque no le faltó trabajo, los títulos en los que intervino carecen de relevancia dentro de su filmografía, salvo honrosas excepciones como “El jardín de las delicias” dirigida en 1970 por Carlos Saura, el estupendo thriller de Isasi-Isasmendi “Un verano para matar” (1973) junto a Karl Malden, “Hay que matar a B.” (1975) de José Luis Boreau con Darren McGavin, Stèphane Audran y Patricia Neal y “El huerto del francés” (1978) dirigida e interpretada por Paul Naschy. José Nieto se despedía de la pantalla grande, tras más de cincuenta años, en 1980 con “Hijos de papa”, una olvidable comedia que no hace justicia ni a su talento ni a su curriculum.

Filmografía SW

1961.- “Tierra brutal”.
1964.- “El hombre del valle maldito”.
1964.- “Los rurales de Texas”.
1965.- "El proscrito del río Colorado"
1966.- “Kid Rodelo”.
1966.- “Pampa salvaje”.
1967.- “Los despiadados”.
1971.- “El bandido Malpelo”.
1971.- “El sol bajo la tierra”.
1971.- “El oro de nadie”.
1972.- “Una cuerda al amanecer”.
1973.- “Caballos salvajes”.

FERNANDO REY

Actor de origen español (Galicia 1917-Madrid 1994) cuyo verdadero nombre era Fernando Casado Arambillet.
De familia acomodada, su padre fue un oficial que se mantuvo fiel al gobierno republicano, comenzó a estudiar arquitectura en la Universidad Politécnica de Madrid al mismo tiempo que intervino de forma ocasional en algunos films como “Fazendo Fitas” su debut en 1935 o “Nuestra Natacha” (1936) de Benito Perojo. Pero tanto sus estudios como su incipiente carrera como actor se vieron interrumpidas por el estallido de la Guerra Civil. Se enroló en el bando republicano y tras escaparse del campo de detención en Mestalla donde fue confinado consiguió llegar a Madrid.
A partir de 1940 retomará su carrera como actor y gracias a su profunda voz y su excelente dicción también se dedicará al doblaje de grandes estrellas (Tyrone Power, Laurence Olivier).

Durante esta época participará en papeles secundarios en las típicas películas históricas de la época, la mayoría producidas por CIFESA; así se le pudo ver en “Los últimos de Filipinas” (1945) de Antonio Román con Armando Calvo y José Nieto como los héroes de Baler, “Locura de amor” (1948) de Juan de Orduña en la que dio vida a Felipe el Hermoso frente a una sufrida Doña Juana interpretada por Aurora Bautista o “Agustina de Aragón” (1950) de nuevo con Orduña y Aurora Bautista.
De ideas progresistas, en la década siguiente participará en varios proyectos tendentes a renovar el cine español, así se convierte en socio de la UNINCI, trabaja con Berlanga en “Bienvenido Mister Marshall” (1952) y colabora con Juan Antonio Bardem en tres films: “Cómicos” (1954), “La venganza” (1957) y “Sonatas” (1959) basada en las obras de Valle Inclán en las que Paco Rabal (otro miembro de la UNINCI) interpretó al Marqués de Bradomín.

En la década de los sesenta se produce su decisivo encuentro con Luis Buñuel en la película “Viridiana” (1961) en la que volvió a coincidir con Paco Rabal y con la que se obtuvo, por primera vez para una película española, la Palma de Oro en Cannes. A ésta le siguieron sus colaboraciones en “Tristana” (1970) en la que interpretó al libertino Don Lope y tuvo como compañeros a Catherine Deneuve y Franco Nero, “El discreto encanto de la burguesía” (1972) que obtuvo el Oscar a la mejor película extranjera y “Ese oscuro objeto del deseo” (1977).

Al mismo tiempo, la década de los setenta (en 1965 había intervenido en el film realizado por Orson Welles en España “Campanadas a medianoche”) se caracterizará por su participación en infinidad de producciones internacionales, trabajando con directores de la talla de William Firedkin en “French Conection” (1971) junto a Gene Hackman, John Frakenheimer (“French Connection II” de nuevo con Gene Hackman), Vincente Minelli (“Nina” con Ingrid Bergman y Liza Minelli), Valerio Zurlini (“El desierto de los tártaros” con Vittorio Gassman y Giuliano Gemma), Stuart Rosenberg (“El viaje de los malditos”), Luigi Comencini (“El gran atasco” con Marcello Mastroiani y Hugo Tognazzi entre otros) o Robert Altman (“Quintet” con Paul Newman y Vittorio Gasman). Durante los años ochenta y hasta la fecha de su fallecimiento sigue trabajando sin descanso en películas como “El crimen de Cuenca” polémico film dirigido por Pilar Miró, “Bearn” adaptación de Jaime Chavarri de la novela de Agustí de Villaronga, “Padre nuestro” dirigida por Francisco Regueiro, la adaptación de la novela de Ernesto Sábato “El túnel”, la serie de televisión rodada por Manuel Gutiérrez Aragón “El Quijote de Cervantes” o la superproducción de Ridley Scott “1492: la conquista del paraíso”, siendo su último trabajo la intrascendente comedia “El cianuro ¿sólo o con leche?” (1994).

En el género del eurowestern debutó con el primer western rodado en España “Tierra brutal” (1961) para participar en diez eurowesterns más, siendo su mejor papel el del pacífico y culto revolucionario de “Los compañeros”, papel que junto con el de sacerdote repitió en la mayoría de sus westerns. Además intervino en otros tres películas del Oeste rodadas en España pero con capital estadounidense: “Villa cabalga” con un gran elenco encabezado por Yul Brynner, Robert Mitchum y Charles Bronson, “Al infierno, gringo” y “La furia de los siete magníficos” con George Kennedy sustituyendo a Yul Brynner en el papel de Chris.

Entre los galardones obtenidos a lo largo en su dilatada carrera (más de 230 películas y series de televisión) caben señalar la Palma como mejor actor en Cannes por “Elisa vida mía”, sus dos Conchas de Plata en el Festival de San Sebastián, el Goya por su interpretación en “Diario de invierno” y el Premio Nacional de Cinematografía concedido en 1990.

Filmografía SW:

1961.- Tierra brutal.
1965.- El hijo del pistolero.
1965.- El último rey de los incas.
1966.- El regreso de los siete magníficos.
1966.- Joe el Implacable.
1969.- La muerte de un presidente.
1970.- La cólera del viento.
1970.- Los compañeros. (Vamos a matar)
1971.- Una ciudad llamada bastarda.
1973.- Colmillo Blanco.
1985.- Esos locos cuatreros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada