martes

DJANGO Y SARTANA


Django y Sartana (Arrivano Django e Sartana... è la fine)
1970
Italia
Director: Demofilo Fidani (en algunos sitios dan a Diego Spataro como co-director)
Guión: Demofilo Fidani, Maria Rosa Valenza
Fotografía: Aristide Massaccesi
Música: Coriolano Gorri

Reparto: Hunt Powers, Gordon Mitchell, Franco Borelli , Simone Blondell, Ettore Manni, Dennis Colt, Celso Faria, Dean Reese, Paolo Rosani, Krista Nell, Amerigo Leone, Mariella Palmich, Attilo Dottesio, Mario Cappuccio, Giglio Gigli, Mario Dardanelli, Nuria Torray.

Burt Kelly (Gordon Mitchell), jefe de una banda de forajidos, después de lograr un gran botín, decide que necesita un rehen para escapar a Mexico, así que ordena a sus hombres que secuestren a una muchacha, hija de un ranchero local. Eso hace que el sheriff aumente la recompensa por la banda, atrayendo hacía ellos a Django (Hunt Powers), uno de los más temidos pistoleros y cazarecompensas del oeste. Además, Sartana (Franco Borelli), un justiciero misterioso, también se pone tras la pista de Kelly.

Demofilo Fidani, llamado por los críticos especialistas del género como el "Ed Wood" del spaghetti, fue un productor/guionista/director que se dedicó a rodar bastantes películas del western, la mayoría con presupuestos reducidos al mínimo. Como él mismo se encargaba de los guiones, sus películas acababan convertidas en una cosa extraña de personajes, la mayoría sin pies ni cabeza, y con tramas argumentales inacabadas o inexistentes. En la película de la que hablamos, todas estas claves son fáciles de apreciar, sobre todo la parte de un guión bastante pobre.
Después de que Burt Kelly se entera de que tiene tras de sí a Django y a Sartana, decide contratar a más forajidos para que acaben con ambos. Como era de esperar, ambos acaban con los pistoleros que se encuentran en su camino hacía la base de Burt Kelly, a la que finalmente acabarán llegando, y terminando con toda la banda y con Kelly. Como es normal, semejante simpleza de guión no permitiría lograr llegar a la hora y pico que se exige minimamente en cualquier film, así que a Fidani no le queda otra cosa que rellenar. Cabalgadas eternas de los forajidos y los protagonistas, partidas de poker, conversaciones entre personajes menores, en resumidas cuentas, escenas que no aportan nada a la película en sí, y que lo único que logran, aparte del propósito de su director de llegar a un metraje adecuado, es ralentizar la historia, y lograr aburrir al espectador, el cual poco a poco va perdiendo interés en el film.
Otro de los aspectos que se destaca es la serie B de la que está impegnada toda la película. Aunque, para algunos, esto es más una virtud que algo negativo.

Fidani tampoco es que sea un director muy avispado, se nota sobre todo en una dirección poco lograda, y que además falla hasta en lo que debería de ser el plato fuerte de la película, como son los tiroteos. Entre la mala planificación y el mal montaje, la mayoría de las veces nos encotramos con Sartana o Django disparando por disparar, para a continuación caer un forajido de no se sabe donde. Sobre la pareja protagonista solo salvaría a Hunt Powers, aunque claro, su Django no tiene nada que ver con el Django de Nero. Franco Borelli en cambio está bastante perdido como Sartana, y se une al tono descuidado general.

Poco más se puede destacar de la película en sí, salvo quizás un par de apuntes; el trabajo de los especialistas es muy logrado, haciendo que las muertes de los forajidos sean por lo menos vistosas. Y tambien quiero reconocer el trabajo de Gordon Mitchell como Burt Kelly, apodado "el Loco", y razón no le falta para ello; Kelly se dedica a hablar gritando, está siempre desquiciado, y su pasatiempo favorito es jugar al poker delante del espejo contra él, y normalmente al final acaba peleandose con su rival del otro lado del espejo porque afirma que hace las mismas trampas que él...

Pese a todo, despues de las malas criticas que Demofilo Fidani suele recibir siempre que se habla de él, he de decir que en honor a la verdad este "Django y Sartana", aunque a ratos se hace muy aburrida, y es dificil de seguir, tiene algunos buenos momentos (la sucesión de tiroteos y el numero exagerado de forajidos con los que acaban los protagonistas me parece una verdadera delicia de tan exagerado que es) y con un mejor montaje y un par de tramas más logradas hubiera sido una película digna. Eso si, los especialistas que han visto toda la filmografía de Fidani afirman que este puede ser su mejor trabajo. (TEXTO 800 SW)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada