miércoles

DJANGO EL BASTARDO

Django el bastardo (Django il bastardo)
1969
Italia
Director: Sergio Garrone
Reparto : Anthony Steffen, Rada Rassimov, Paolo Gozlino, Luciano Rossi, Teodoro Corra, Carlo Gaddi, Vic Gazzara, Tomas Rudi, Jean Louis, Celso Faria, Furio Menicone, Osiride Pevarello, Ennio Antonelli
Guión: Sergio Garrone, Anthony Steffen
Fotografía: Gino Santini
Música: Vasili Kojucharov, Elsio Mancuso

Django es un extraño pistolero, que se dedica a presentarse delante de algunos hombres con una cruz con el nombre de estos, y a continuación acabar con ellos. Nadie sabe quién es ni cual son las razones de sus actos. Además, siempre aparece y desaparece de forma fantasmagórica, y su habilidad con el revólver parece casi inhumana.
Rod Murdock es la siguiente persona en la lista de Django, pero Murdock logra ponerse sobre aviso y rápidamente contrata un gran número de pistoleros, haciéndose fuerte en un pequeño pueblo. Pero eso no detendrá a Django en su cometido de entregar una nueva cruz. Muchos son los productores/directores que a sus películas apostaron por añadir Django a su titulo (aunque originalmente nada tuvieran que ver con el mismo), otros fueron más allá y crearon historias sobre el personaje, como es el caso de este "Django el bastardo".

Sergio Garrone y Anthony Steffen (director y protagonista) aunaron fuerzas para preparar el guión basado en el famoso personaje, apostando por dar al pistolero de negro un motivo para su permanente venganza, que puede servir perfectamente como precuela (más o menos) del Django original. Más allá del innegable placer de volver a ver historias sobre tan fantástico personaje, la originalidad de este Django también reside en que la película en sí es tratada con un enfoque de terror psicológico en algunos momentos, con un protagonista con algunos matices bastante singulares; Django posee la habilidad de aparecer y desaparecer siempre delante de sus enemigos, con un simple pestañeo, Django parece volver a fundirse en las sombras de las que acaba de salir.
Además, es un hombre que siempre aparece en cualquier lugar andando, nunca va en caballo, quizás es que no lo nesecita...
La incertidumble acaba por capturar al espectador cuando los hombres a los que quiere matar solo saben repetir que es imposible que sea Django, ya que Django está muerto.
Hecho por otro lado que el propio protagonista no termina de aclarar cuando a la pregunta de -"¿Donde vas?", responde con un enigmático -"Al infierno. Y no se está muy bien allí..." Este fantasmal Django es el que permite al director añadir verdaderos momentos de terror/suspense, con una música tenebrosa y planos que muestran el miedo de los que se enfrentan a Django. Por supuesto, pese a estas secuencias, impropias de un spaghetti western, la cinta no está falta de tiroteos, sobre todo cuando Django tiene que acabar con todos los pistoleros que Rod Murdock contrata para pararlo. La muerte se reparte en todo el metraje, y Django es su principal arma.

Luciano Rossi es sin duda el actor que más resalta de todo el reparto, con el papel de Luke Murdock, hermano de Rod Murdock. Su personaje es un psicológicamente desquiciado joven, capaz de matar por simple placer, con frecuentes ataques de locuras. Su actuación está a un nivel bastante alto, pese a lo fácil que es caer en el exceso en este tipo de personajes. Anthony Steffen parece bastante cómodo como un silencioso y casi espectral Django, y su ausencia casi de lineas de diálogos le ayuda bastante a la hora de representarlo.
Una algo más limitada Rada Rassimov y un aceptable Paolo Gozlino como Rod Murdock terminan de encabezar un reparto en su totalidad italiano, siendo Carlo Gaddi quizás el más conocido del mismo, más allá de los antes mencionados.

La dirección de Garrone, basada como no en los planos que otro Sergio haría famoso, se mueve básicamente entre lo "clásico" del genero, aportando de original las secuencias ya mencionadas del podríamos llamar "terror psicológico". Ideal para los verdaderos amantes del spaghetti western. En el lado negativo, su guión puede parecer bastante limitado para muchos, quizás porque olvidan que es solo una excusa para que Django despliegue todo su potencial.
La falta de un mayor presupuesto también echara atrás a más de uno, como su estética y total entrega al spaghetti western, tanto para lo bueno como para lo malo. "Django el Bastardo" es una excepcional nueva revisión del personaje, un verdadero divertimento, una violenta y cruda película, totalmente alejada de cualquier momento de reposo o de guiño humoristico al espectador.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada