lunes

EL PISTOLERO

THE GUNFIGHTER (USA 1950) DURACIÓN 84 min.
DIRECTOR Henry King
GUIÓN William Bowers & William Sellers (Historia: William Bowers, André De Toth)
MÚSICA Alfred Newman
FOTOGRAFÍA Arthur Miller (B&W)
REPARTO Gregory Peck, Helen Westcott, Millard Mitchell, Jean Parker, Karl Malden, Mae Marsh, Richard Jaeckel, Skip Homeier
PRODUCTORA 20th Century Fox. Productor: Nunnally Johnson
Jimmie Ringo es un pistolero envejecido y cansado, de sangriento pasado, que desea retirarse a una vida más tranquila. Decide asentarse ayudando a una familia de granjeros, pero su fama de asesino altamente profesional lo persigue como su sombra. Abandonar el código para el cual ha vivido se convierte en algo terriblemente difícil. Probablemente la ley no lo retará más, pero la región está llena de jovencitos que desean probar que son más veloces que Jimmie Ringo.
En esta escena, uno de estos jóvenes deseosos de gloria provoca al pistolero, que no quiere desenfundar su revólver para devolver la afrenta. Pero, desgraciadamente, en este tipo de conflictos el final siempre suele ser el mismo.
Película del Oeste clásica, de gran sobriedad, sugestiva profundidad y gran dramatismo. Los encuadres de relojes (péndulo y bolsillo) en el plazo de las 2 últimas horas introducen un eficaz elemento de tensión, que Zinnemann recoge y amplía en "Solo ante el peligro" .La música, de Alfred Newman y Dimitri Tiomkin, introduce y cierra el film con composiciones de metal y percusión, de tono solemne, aires épicos y resonancias dramáticas. La fotografía reproduce espacios cerrados y opresivos, reforzados por el B/N. El guión da gran importancia a los diálogos, especialmente a los que evocan los recuerdos del protagonista, sus ambiciones, desilusiones y miserias. Son destacables el que Jimmy mantiene con su hijo Jimmie; con Tommy, que ha levantado una próspera granja; con Mark Strett, sheriff de Cayenne; con Peggy, la esposa que abandonó y otros. La interpretación de Gregory Peck es magnífica y profunda. La dirección construye un "western" psicológico con elementos de thriller. En la escena final de la película, Ringo se enfrenta con su última lucha, cuando parece que los dados del destino están echados y no hay vuelta atrás.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada