martes

GRUPO SALVAJE


GRUPO SALVAJE (The Wild Bunch)

Dirección Sam Peckinpah
Producción Phil Feldman
Guión Walon Green, Sam Peckinpah
Música Jerry Fielding
Fotografía Lucien Ballard
Montaje Lou Lombardo

REPARTO

William Holden, Ernest Borgnine, Robert Ryan, Edmond O'Brien, Warren Oates, Ben Johnson, Bo Hopkins, Alfonso Aráu, Emilio Fernández

Nueve soldados se acercan cabalgando a una ciudad. Pasan delante de unos niños que torturan a un escorpión dándoselo de comer a las hormigas. Un predicador amenaza con el infierno a los borrachos. Pronto sus fieles inician un desfile cantando por las calles. Los soldados desmontan y entran en el banco de la ciudad. Son en realidad atracadores, y el gran golpe que esperaban dar se convierte en una trampa, ya que un grupo de cazarrecompensas apostados en las azoteas de los edificios los está esperando para acabar con ellos. Así comienza la encarnizada huida de esta banda, que les llevará hasta México en guerra entre el ejército federal y los hombres de Pancho Villa, nuevamente de vuelta a los Estados Unidos para robar un tren repleto de armas para el ejército que desea derrocar al líder revolucionario, y una vez más al sur, donde encontrarán un trágico y violento destino cuando, por una vez, el honor y la palabra dada valen más que el pillaje y la avaricia.

Cuando el western ya entraba en una época de crisis (tan sólo salvado por las honorables películas de Sergio Leone desde Europa), Sam Peckinpah le da una nueva vuelta de tuerca con esta película. El director se aleja de los prototipos de 'cowboy' de la década de 1950 y ofrece el perfil de unos veteranos bandidos llenos de matices. Pero el nexo común es que ninguno de ellos supone un ejemplo de vida ni por su dedicación (bandidos) ni por su comportamiento (traiciones, enemistades, egoísmos). Ante todo, The Wild Bunch es una película de perdedores (motivación principal de Peckinpah en su filmografía). La película comienza con un atraco frustrado a un banco y el devenir del grupo está predestinado a la tragedia. Peckinpah no da ningún tipo de esperanza a los bandidos para la fuga. Es considerada una de las mejores obras de su creador, así como uno de los mejores westerns de la historia, convirtiéndose la obra de su director en el puente entre el clásico género de la década de 1950 y el que volvería a aflorar años después con Clint Eastwood en Sin perdón, ya en 1992.

Los títulos de crédito iniciales de ‘Grupo salvaje’ muestran el camino que la película tomará a lo largo de más de dos horas. Mientras el grupo, vestidos de soldados, se dirigen a caballo a atracar un banco, vemos a un grupo de niños ajenos a la acción y practicando un tenebroso juego: echar a un escorpión a miles de hormigas hambrientas que lo devoran poco a poco, para luego prender fuego a las hormigas. Los niños observan tan terrible acto con total impasibilidad, mientras Peckinpah nos cuenta con ello el resto de la película. Cuando la cámara enfoca primeros planos de los actores, para sobreponer el nombre, la imagen se congela virando a una especie de espectral dibujo del personaje, como si de un fantasma se tratase. La muerte pues, marca desde el inicio del film a los personajes. Una muerte que tendrá lugar tras el más grande, e inevitable, río de violencia que se haya visto.

‘Grupo salvaje’ es recordada sobre todo por su impresionante tiroteo final, que Peckinpah utiliza para liberar a sus personajes de todas sus cargas. Cuando Pike, Dutch, Lyle y Tector deciden ir a rescatar a su amigo Angel de las garras de Mapache, saben que será un camino sin retorno, que no regresarán de dicha misión. Y toman esa decisión porque saben que sólo pueden terminar así, con coherencia a como han vivido, como pago a sus pecados. Tras una larga caminata —primero de los dos últimos momentos de tranquilidad que los protagonistas vivirán y en el que la tensión narrativa crece sin parangón— y presenciar como Mapache degüella delante de ellos a su torturado compañero, éstos le abaten a tiros. Con un conciso montaje de los rostros de los cuatro protagonistas, expectantes ante la reacción de los cientos de mexicanos que allí hay, se produce el último momento de paz, el último respiro de tranquilidad que vivirá el grupo salvaje, la tensión alcanza su máximo punto, Borgnine se ríe, se libera la tensión, la violencia explota, y la muerte aparece.

Pero aunque ‘Grupo salvaje’ es una historia llena de violencia, a ratos insoportable, se ven en ella algunos matices que ponen en la mirada de Peckinpah cierto punto de esperanza hacia sus malditos personajes. Con un inusitado uso de los flashbacks —eliminados en un primer montaje por parte de la productora— en el que vemos el pasado conjunto de Pike y Deke, éstos añoran sus tiempos de amistad, una amistad traicionada, que se sellaría indefinidamente como elemento común en la filmografía de Peckinpah. Dicha amistad se ve latente en secuencias como la que transcurre tras descubrir los protagonistas que han robado anillas de metal en vez de oro. Nada pueden hacer y sólo les queda reír, escenas recordadas en el cierre del film, mientras Robert Ryan y Edmond O´Brien se alejan.

‘Grupo salvaje’ fue un éxito, directores como Martin Scorsese y George Lucas lo consideraron el mejor western jamás hecho. Aún así, muchos quedaron escandalizados por el uso de la violencia en el film. Con todo y tras ‘El hombre que mató a Liberty Valance’ (‘The Man Who Shoot Liberty Valance’, John Ford, 1962), Peckinpah sentenció las claves del western crepuscular, ya tratado en ‘Duelo en la alta sierra’, y sobre el que volvería en su siguiente film.

WILLIAM HOLDEN

Nació en el seno de una familia acomodada. Su padre era químico industrial; y su madre, profesora. Cuando William tenía tres años, la familia se trasladó a Pasadena (California). En 1937, mientras estaba aún en la universidad, William Holden fue contratado por un estudio cinematográfico. Su primer papel, de carácter secundario, fue al año siguiente en Prison Farm y su primera interpretación como protagonista la realizó un año más tarde en Sueño dorado (Golden Boy), película en la que dio vida a un boxeador que desea ser violinista. Comenzó a tener éxito a su regreso de la Segunda Guerra Mundial cuando apareció en papeles en los que se combinaba su aspecto atractivo con su expresión cínica de desapego. Películas como El crepúsculo de los dioses (Sunset Boulevard, por la que consiguió su primera nominación al Óscar de Hollywood), Traidor en el infierno (Stalag 17, por la que ganó un Óscar al mejor actor principal en el año 1953), Picnic (donde su semidesnudo provocó todo un escándalo en Estados Unidos), o El puente sobre el río Kwai; fueron etapas importantes en su carrera y convirtieron a Holden en un actor popular entre el público y los profesionales de Hollywood. Con filmes como Nacida ayer (Born Yesterday) y Sabrina demostró que también era un buen actor de comedia.

Holden no sólo actuó en películas memorables, sino que tuvo que intervenir en un gran número de producciones mediocres obligado por sus contratos con los estudios cinematográficos. Esta circunstancia, unida a su afición por la bebida, tuvo su precio. En algunas películas se le veía moverse de una manera sospechosamente inestable. Aun así, en todos estos años y hasta el final de su carrera Holden intervino en películas de calidad, como en Network, un mundo implacable, junto a Faye Dunaway, donde consiguió su última nominación al Óscar, en 1977, aunque se lo llevó su compañero de reparto Peter Finch de manera póstuma, y en S.O.B., su última película, junto a Julie Andrews. Holden estuvo casado durante 30 años con la actriz Brenda Marshall, hasta 1971, cuando se divorció. Tuvo dos hijos y adoptó a la hija del primer matrimonio de su esposa. Una buena parte de su tiempo libre Holden la dedicó a su reserva de animales en África, actividad que compartió con su nueva pareja, la actriz Stefanie Powers.

El 24 de junio de 1968 fue entrevistado en la ciudad de Torreón, Coahuila, durante la filmación de la película "Grupo Salvaje" (The Wild Bunch). Declaró al reportero que al terminar la filmación iría a descansar a Kenia donde reconoció que pasaba la mitad de su tiempo —cuando no grababa— y que su hogar estaba en Europa. Mencionó entonces, que guardaba especial cariño a "Los Puentes de Toko-Ri" donde interpretó al teniente Harry Brubaker. En 1978 aceptó el papel de Richard Thorn, el tío de Damien, en la secuela de terror clásico Damien: Omen II. Primeramente, en 1976, se le había ofrecido el personaje de Robert Thorn para la primera parte de la saga, pero este lo rechazó por motivos laborales. Falleció el 16 de noviembre de 1981, a los 63 años, como consecuencia de una caída en su casa en Los Ángeles. La actriz Barbara Stanwyck, gran amiga durante toda su vida, le dedicó el Óscar honorífico que le concedieron en el año 1982, poco después de su muerte.

Filmografía

S.O.B. (1981)
The Earthling (1980)
When Time Ran Out (1980)
Ashanti (1979)
Fedora (1978)
Damien: Omen II (1978)
Network: un mundo implacable (Network) (1976)
El coloso en llamas (1974)
Open Season (1974)
Breezy (1973)
The Revengers (1972)
Wild Rovers (1971)
The Christmas Tree (1969)
Grupo salvaje (1969)
The Devil's Brigade (1968)
Casino Royale (1967)
Álvarez Kelly (1966)
The 7th Dawn (1964)
Paris, When It Sizzles (1964)
The Lion (1962)
The Counterfeit Traitor (1962)
Satan Never Sleeps (1962)
El mundo de Suzie Wong (1960)
The Horse Soldiers (1959)
The Key (1958)
El puente sobre el río Kwai (1957)
Toward the Unknown (1956)
The Proud and Profane (1956)
Picnic (1955)
La colina del adiós (Love Is a Many Splendored Thing) (1955)
Los puentes de Toko-Ri (1955)
La angustia de vivir (1954)
Sabrina (1954)
Executive Suite (1954)
Fort Bravo (1954)
Forever Female (1953)
Traidor en el infierno (Stalag 17) (1953)
The Moon Is Blue (1953)
The Turning Point (1952)
Submarine Command (1952)
Boots Malone (1952)
La fuerza de las armas (1951)
Nacida ayer (Born Yesterday) (1950)
Union Station (1950)
Sunset Boulevard (película)El crepúsculo de los dioses (Sunset Blvd.) (1950)
Father Is a Bachelor (1950)
Dear Wife (1949)
Miss Grant Takes Richmond (1949)
Streets of Laredo (1949)
The Man from Colorado (1949)
The Dark Past (1948)
Apartment for Peggy (1948)
Rachel and the Stranger (1948)
Dear Ruth (1947)
Blaze of Noon (1947)
Young and Willing (1943)
Meet the Stewarts (1942)
The Remarkable Andrew (1942)
The Fleet's In (1942)
Texas (1941)
I Wanted Wings (1941)
Arizona (1940)
Those Were the Days (1940)
Our Town (1940)
Invisible Stripes (1939)
Sueño dorado (Golden Boy) (1939)
Prison Farm (1938)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada