miércoles

OJO POR OJO


Ojo por Ojo (Oggi a me... domani a te!)
1968
Italia
Director Tonino Cervi
Guión Dario Argento, Tonino Cervi
Fotografía Sergio D'Offizi
Música Angelo Francesco Lavagnino

Reparto
Brett Halsey, Bud Spencer, William Berger, Wayde Preston, Tatsuya Nakadai, Dana Ghia, Teodoro Corrà, Franco Borelli, Aldo Marianecci, Michele Borelli, Umberto Di Grazia, Giancarlo Sisti, Remo Capitani

Bill Kiowa pasa cinco años en la cárcel, condenado injustamente víctima de la traición de un amigo. Al salir de la cárcel, y después de descubrir que su "amigo" es ahora el jefe de una temible banda de ladrones y forajidos, decide contratar a cuatro pistoleros, para juntos acabar con la banda y poder enfrentarse a Sebo y cumplir su venganza.

Tomando como base un guión simple, pero efectivo (que nos vale para demostrar que para hacer una película no es necesario un guión rebuscado muchas veces, y menos en el Spaghetti western), el director Tonino Cervi debuta detrás de la cámara en una carrera que no llegó muy lejos, por otro lado. Para su primera película, el italiano, como quien dice, se lo hace todo. Dirige, produce y escribe el guión de esta "Ojo por Ojo".

Año 1968, máximo apogeo de Leone. Cervi sigue las directrices de su compatriota, y nos presenta un Spaghetti Western con lo mejor de aquellos años, eso si, sin la maestría de Leone, claro, pero dirigiendo de forma correcta. Con un corto presupuesto, que se nota en la falta de exteriores más allá de un pequeño poblado y un bosque, y algún que otro efecto especial muy de serie "b" (un puño que Bud Spencer rompe se nota demasiado que era de mentira), pero con honradez y seriedad, los resultados son buenos, muy buenos. Un grupo de personajes de los que a uno le gusta encontrarse en los spaghetti-westerns, desde el protagonista, un hombre en busca de venganza, pasando por un fornido y bruto Bud Spencer, recién aterrizado en el western un año antes en "Tu perdonas...yo no", el típico tahúr rápido con los cuchillos, que es el gran William Berger o un sheriff aburrido de su vida tranquila, con un curioso y letal rifle "recortado".
En el otro lado, Tatsuya Nakadai pone el rostro a el villano de la trama, un enloquecido ¿mexicano?, que aparte de el revolver, usa un machete enorme para liquidar a sus victimas.

Como ya dije antes, el guión es casi inexistente, poco más que el reclutamiento de los pistoleros por parte de Bill Kiowa, y la confrontación con la banda de forajidos, con un leve respiro cuando Bill cae preso (con paliza añadida) en las manos de su "amigo", uno de los asuntos más recurrentes en cualquier buen western europeo que se precie, que por supuesto Cervi no iba a dejar de incluirlo.
Lo que parecería un lastre, la falta de más guión, se convierte en una pequeña virtud, ya que "Ojo por Ojo" es disparos y más disparos, aunque también vemos un buen uso de cuchillos, cuerdas y machete. Básicamente, lo que nos gusta, para que negarlo.

"Ojo por Ojo" es un buen Spaghetti Western, que pese a sus limitados recursos, nos enseña lo más fresco e innovador del genero por aquellos primeros años. Rodado con pulso firme, con una ambientación conseguida, pese a usar varias veces el mismo decorado,con unas escenas finales en un bosque bastante logradas, aunque con una música quizás algo discreta. Eso si, muy destacable las escenas de tiroteos, muy logradas. (TEXTO 800SW).

BRETT HALSEY

Actor, novelista y ocasional guionista estadounidense (1933 California) cuyo verdadero nombre es Charles Oliver Hand y que también ha utilizado el nombre artístico de Montgomery Ford.

Con veinte años es contratado por la Universal y permanece durante dos años en el programa para talentos donde coincide con, entre otros, Clint Eastwood y David Janssen, al mismo tiempo que interpreta sus primeros papeles en películas como “El desertor del Alamo” western dirigido en 1953 por Budd Boetticher e interpretado por Glenn Ford, “Ma and Pa Kettle at home” comedia familiar de 1954 en la que interpreta a uno de los hijos del matrimonio, “Revenge of the creature” segunda parte de “La mujer y el monstruo” también dirigida por el especialista en ciencia ficción Jack Arnold o “Regreso del infierno” drama bélico de 1955 a mayor gloria de Audie Murphy, en la que coincidió con David Janssen.

Desde mediados de los cincuenta y hasta 1962 aparece en pequeños papeles en infinidad de series de televisión y largometrajes, siendo sus intervenciones más destacadas en “La escuadrilla Lafayette” (1958) dirigida por William Wellman y en la que también aparecía Clint Eastwood, “Quiero vivir” melodrama dirigido en 1958 por Robert Wise por el que obtuvo el Oscar Susan Hayward, “El regreso de la mosca” (1959) con Vicent Price, “Mujeres frente al amor” melodrama coral dirigido en 1959 por Jean Negulesco con Joan Crawford como protagonista y “Regreso a Pleyton Place”, segunda parte de un melodrama de gran éxito. En 1962 recibe la llamada de Ricardo Freda para protagonizar una película de espadachines en Italia y viendo que su carrera no despegaba en Hollywood decide trasladarse al viejo continente donde protagonizará películas de género: aventuras, espías (debido al éxito de la serie de James Bond), suspense, etc.

Su primer contacto con el spaghetti tiene lugar en 1966 con el film “Matad a Johnny Ringo” y hasta 1970 protagonizará cuatro western más. A partir de la década de los setenta, y de regreso a los EEUU continuará con su carrera, centrándose básicamente en la pequeña pantalla (“Hart to Hart”, “Los ángeles de Charlie”, “Vacaciones en el Mar”, la adaptación del largometraje “La colina del adiós”, etc), para volver a Europa a finales de los ochenta y protagonizar varios films dirigidos por Lucio Fulci, Jesús Franco, Antonio Margheriti o Bruno Matei.

En la década de los noventa alternará su trabajo como actor (aparecerá por ejemplo en “El Padrino III” o en la miniserie “El príncipe del desierto”) con la docencia en la escuela de Arte Dramático de la Universidad de Costa Rica o en la Escuela Internacional de Films y Televisión en Cuba. Paralelamente ha desarrollado una fructífera carrera como novelista (en 1979 fue premiado con la medalla de plata concedida por The West Coast Review of Books a la mejor novela contemporánea del año por “The magnificent strangers” sobre su experiencia en Europa, a la que siguió “Yesterday’s children”) y guionista (su libreto “Safari” fue dirigido por Roger Vadim en 1991).

Su último trabajo de este mismo año, “Mondo Holocausto”, no ha sido estrenado todavía.

Filmografía SW:

1966- Matad a Johnny Ringo
1968- Ojo por ojo
1968- Hasta la última gota de sangre
1969- Forajidos implacables
1970- Roy Colt y Winchester Jack

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada